Vasco Hernández: “…la música ha sido el motor: estoy en deuda con ella”

La revista cultural “La Laguna” entrevista a Vasco Hernández:

Vasco Hernández (Andorra 1980), se encuentra en plena promoción de su disco “Luz de otra manera”; delicadas melodías combinadas con intensos pasajes rítmicos arropan el sonido impecable de su guitarra. “Luz de otra manera” es un disco hermoso y honesto que desde el respeto a las fuentes puras del Flamenco, busca (y encuentra) un venero propio transparente y rico.

Naciste en Andorra, de madre portuguesa y criado en el barrio madrileño de Los Olivos, ¿cómo nace tu pasión por el Flamenco?

Me gustaría poder ofrecer una explicación razonable de cómo nació mi pasión por el Flamenco, incluso saber en qué momento, pero lamentablemente no puedo; es algo que surgió desencadenado por unas circunstancias en las que un día sin saber muy bien por qué me ví envuelto, casi sorprendido.

Eres un músico autodidacta, ¿cómo fue tu aprendizaje? ¿tiene que ver este hecho con la visión que propones del Flamenco?

Evidentemente algo tendrá que ver, supongo que no será lo mismo crear desde la intuición y experiencia, que hacerlo desde unos códigos preestablecidos sobre los que fundamentar la historia de cada uno. Quizás, y si es que no es una utopía, lo genial sería aunar las dos cosas; aunque sinceramente creo que una cosa anula a la otra, tal vez no totalmente, pero sí de forma parcial, tristemente.

Después de tantos años de trabajo y esfuerzo, ¿qué sensaciones te deja este disco?.

En fin, es una sensación extraña en la que uno siente la satisfacción de haber culminado un trabajo, pero con el sabor de boca de que se podría haber mejorado, o que hay algo más por hacer o decir. Ese sabor es el principal motivo que alienta a los compositores en todos esos años de trabajo y esfuerzo para seguir creando, para darnos fuerza ante la exigencia de la música flamenca y la guitarra inherente a ella.

“Luz de otra manera” está compuesto por diez temas: tangos, bulerías, soleas, alegrías…¿en qué palos del Flamenco te sientes más cómodo?

Creo que todos los palos tienen su forma, armonía, compás, pero que al final lo que debemos buscar es el mensaje personal que esconde cada autor detrás de su idea. Lo digo porque después de escuchar los palos y comprender su forma todo se vuelve algo habitual y cíclico, en el que al final del tunel siempre nos quedará el mensaje del autor, que es lo único realmente nuevo y genuino. En resumidas cuentas, lo que me interesa es la idea.

“La música ha sido el motor, el aislante que me ha ayudado (creo) a ser mejor persona, así que sin ninguna duda: ESTOY EN DEUDA CON ELLA.”

El disco tiene una producción muy cuidada, de la que te has encargado personalmente, ¿por qué decidiste no delegar en nadie esta labor?.
Creo que cuando uno trabaja desde la soledad, desde lo personal e íntimo, y lo que quiere es mostrar al mundo lo que fue elaborado con esta forma y cariño, también ha de ser esa persona, la que con el mismo criterio y cariño intente plasmarlo para mantener la sinceridad y pureza en el mensaje. Además siempre me gustaron los retos, y este ha sido uno a superar con creces del que no me arrepiento; estoy impaciente por el próximo.

Has tocado en varias ciudades del mundo, ¿es en el directo donde te sientes más realizado?

Con respecto a esto no siento ninguna duda, no hay momento más mágico y que más me realice que el instante en el que te pones frente al público y arreglas cuentas con él, puesto que es el fin mismo de todo este trabajo cargado de dudas y responsabilidades; el momento más agradecido que haya podido experimentar con la música, sin duda.

El Flamenco se vive de forma distinta en unos sitios o en otros, ¿qué tipo de publico prefieres en tus conciertos?

Creo que para esto no debemos tener preferencias o favoritismos. Además el público es una caja de sorpresas, y aunque un “ole” puede darte ese empuje y garra que a veces se necesita en el escenario, el sentimiento “no tiene forma” y se puede esconder en el silencio más sepulcral del espectador más inesperado; por lo menos eso me ha enseñado la experiencia.

¿Qué puede esperar la gente que asiste a tus conciertos?

Música hecha con el corazón.


Indudablemente posees un estilo propio pero, ¿qué guitarristas te han influido?

Por suerte, por desgracia, o por criterio, nunca he sido fiel a verme reflejado en guitarristas, y creo que es un ejercicio que todos los músicos deberíamos hacer para no caer en los tópicos, y principalmente para no sonar como en muchos casos a meras imitaciones de lo que ya hicieron otros con mucho esfuerzo y dedicación. No se trata de desvalorar, evidentemente he aprendido muchísimo de la escucha, he soñado, reído y llorado escuchando a grandes figuras con los que todos los musicos estamos en deuda, yo el primero, pero creo que por esta misma razón debemos luchar por continuar haciendo de la nuevas músicas algo genuino, sincero y con corazón.

¿Qué habría sido de Vasco Hernández sin la música?

En mi caso, que me he criado en un entorno humilde, a veces complicado, donde muchos de mis amigos de la infancia no han corrido la misma suerte, la música ha sido el motor, el aislante que me ha ayudado (creo) a ser mejor persona, así que sin ninguna duda: ESTOY EN DEUDA CON ELLA.

Redes sociales:

Deja un comentario

Debes estar registrado Registrarse para dejar un comentario.